La Comisión de Paz del Congreso, conjuntamente con las Comisiones de Derechos Humanos, insiste y reitera la necesidad de una audiencia urgente con el presidente de la República, Iván Duque, el Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez, el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, el Defensor del Pueblo, Carlos Negret y el Jefe de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas, Carlos Ruíz Massieu, para tratar el asunto del sistemático asesinato de líderes y lideresas sociales y de ex guerrilleros en proceso de reincorporación.
Reiteramos que el asesinato cotidiano, sistemático y absolutamente repudiable, significa el reinicio de un espiral de violencia, como los que han generado en la historia de Colombia centenares de miles de muertos y millones de víctimas. Pero además, es un flagrante incumplimiento del Acuerdo de Paz que contiene la obligación del Estado de proteger esas víctimas.
El Estado y por ende, el Congreso y los órganos de control, y principalmente el Ejecutivo, no puede – bajo su mirada- dejar que ocurra otro genocidio. La PAZ es fundamentalmente PAZ TERRITORIAL y la destrucción de cualquier acuerdo por las vías de hecho es la manera más trágica y fácil de destruir la esperanza de paz de los colombianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *