Miércoles, 20 Septiembre 2017 00:04

“La explotación minero-energética no tiene licencia social”: Senadora Maritza Martínez

Bogotá, D.C., septiembre 19 de 2017. Que se termine la estigmatización de las consultas populares, pidió la senadora de La U, Maritza Martínez al Gobierno Nacional y a la industria, ya que ese mecanismo de participación ciudadana permite que las comunidades, en donde se realizan actividades de explotación y exploración de hidrocarburos, puedan decidir sobre la preservación y defensa de sus recursos naturales.
 
En un debate de control político, liderado por la congresista del Meta, en el que se analizaron las implicaciones jurídicas, económicas y sociales de las consultas, la senadora Martínez aseguró que “la explotación minero-energética no tiene licencia social, ya que el modelo de explotación está mal diseñado, es decir, que los beneficios económicos siempre han estado por encima del desarrollo social y ambiental de las regiones”, según sus palabras.
 
Lo que explicó la congresista de La U a los funcionarios asistentes a la Comisión Quinta; entre otros al Ministro de Minas y Energía, al Presidente de Ecopetrol, al Director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos y a la Directora de la Agencia Nacional Minera, es que no existe una armonía entre los tres pilares del llamado “Desarrollo Sostenible” y explicó que “no se evidencia que al lado del crecimiento económico, haya un crecimiento social, ni mucho menos un respeto por lo ambiental”.
 
A raíz del éxito que han tenido las 8 consultas adelantadas recientemente y en el que el NO venció por más del 79 por ciento, el Gobierno ha advertido que este freno de tajo a los proyectos de exploración y explotación podría llegar a tener un efecto sobre la economía.  Incluso, la senadora Martínez citó un titular de prensa en el que el Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas  advertía que “por culpa de las consultas, Colombia terminará importando petróleo y gas en cinco años”.
 
Sobre este asunto, la Congresista dijo que “la expedición de una licencia de explotación no le da derecho  a una empresa privada para que tenga autonomía sobre un territorio y sus recursos, por encima de la comunidad o el propio Estado”.
 
La senadora Maritza Martínez entregó cifras del Departamento Nacional de Planeación que señalan que en calidad institucional de vida y en lo ambiental, le resulta igual a una región que en su suelo haya o no petróleo.
 
“Esa riqueza petrolera no siempre se convierte en calidad de vida:  Según el SISBEN en municipios con recursos minero-energéticos se han disparado la pobreza y la indigencia”, precisó la congresista.
 
“Soy amiga de la industria petrolera y minera. Entiendo la importancia de los recursos que le generan al país, pero hay que saber dónde y de qué manera se debe adelantar esta actividad extractiva”, puntualizó la senadora de La U.    
 
Para la congresista de La U, en zonas donde se practica la actividad extractiva, el Gobierno no se preocupa por entregar información sobre los beneficios de esta actividad. Por eso, la proliferación de las consultas.   
 
 
 
 
Todos los derechos reservados por El Partido de la U. Diseño y Desarrollo por System Makers