Landázuri, Santander – febrero 5 de 2017 – Desde niña aprendió a caminar entre cafetales, cómo alimentar a los animales, y cómo embridar una bestia. Hoy permanece fiel a las enseñanzas de sus padres, una pareja de campesinos que desde muy jóvenes llegaron al municipio de Landázuri, provincia de Vélez en el departamento de Santander, donde se instalaron y echaron raíces.

Ella es Luz Adriana Lamus Aguilar, aspirante al Senado de la República en la lista del Partido de la Unidad con el número 23 en el tarjetón; una de las líderes Sociales con un arraigado compromiso con las mujeres rurales y con un profundo propósito de continuar trabajando desde el Congreso, por la transformación social del campo basado en la justicia, la solidaridad y la equidad. Son de esas mujeres que nacieron para ser semilla, porque interpreta a la perfección los sueños y las esperanzas, de hombres y mujeres que antes del alba salen a cosechar sus productos.

Hace algunos días, alguien en el parque principal de Landázuri, buscaba persuadir a un grupo de jóvenes con el fin que apoyaran la candidatura de esta mujer que representa también a los cacaoteros de Santander. Con acento santandereano, el hombre de tez morena, delgado, alto y con un poncho que descansaba sobre uno de los hombres les advertía:

-Esa muchacha- jóvenes decía, – es estudiada, sabe de agronomía y también tiene experiencia laboral en actividades agrícolas y sociales. Es muy inteligente. Sí es tan inteligente que se atrevió a presentar una propuesta diferente, a los demás candidatos-, sentenció.

– ¿Y cuáles son las propuestas que según usted la hace diferente con relación algunos otros candidatos?, pregunto uno de los muchachos.

-Bien- dijo el hombre, hizo una genuflexión, y se despachó con los siguientes argumentos:

Quiere, emprender acciones para establecer un precio justo a los productos agrícolas, contribuyendo a recuperar el poder adquisitivo de las familias campesinas. Promoverá el acceso a la tierra para todos aquellos productores agrícolas, mujeres rurales, mujeres cabeza de familia, víctimas del conflicto armado y sus hijos.

Gestionará la implementación de los servicios de asistencia técnica a los productores en sus diferentes cultivos agrícolas o pecuarios en los diversos municipios del país.
Va a trabajar por lograr un sistema de accesos al crédito y financiamiento para el sector rural con tasas y condiciones preferenciales para los campesinos, con incentivos y estímulos acorde a los riesgos del cultivo y/o explotación.

Dice, además, que gestionará el fortalecimiento de las asociaciones de productores campesinos en relación con comercialización directa de los productos sin intermediarios, a fin de que las ganancias sean obtenidas por el productor primario.

Y algo muy importante, ella sostiene que en ocasiones la mayoría de los municipios del país las vías están en mal estado, intransitables o con restricciones de tránsito y, por otra parte, hay deficiente mantenimiento. La gran apuesta es lograr infraestructura de las vías terciarias para el desarrollo del campo.

Cuando hubo terminado de hacer el resumen de propuestas de la aspirante al Senado, uno de los muchachos, volvió a interrogar:

-Y lo de inteligente…

-Salta a la vista-respondió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *