Este martes, en la plenaria del Senado, el senador del partido de la U, Armando Benedetti, realizó su primer debate de control político de esta legislatura en el que habló de una adecuada política pública para el tratamiento de las drogas con base en el punto cuatro del acuerdo de paz. “Ese es el único documento escrito que hay en el país que toma integral y transversalmente el problema de las drogas y la lucha contra ellas”, explicó el legislador.

En el debate entregó cifras actualizadas de la producción, tráfico y consumo de alucinógenos y uno de los puntos cruciales fue la sustitución de cultivos ilícitos, que -según Benedetti- fracasó en el gobierno Santos y que el presidente Duque pretende acabar.

“54 mil personas se inscribieron para la erradicación voluntaria, de la que va solo el 30%. Tras de que el Estado no les cumplió en la sustitución, el ministro de Defensa va a erradicar a la fuerza y con lista en mano, lo que traerá más violencia de la que había antes”, agregó.

Frente a las políticas de prevención, el legislador hizo una fuerte crítica a las EPS, de quienes aseguró que tienen dineros públicos para prevenir el consumo y preguntó sobre los resultados de esas campañas de prevención: “¿Qué han hecho esa plata? ¿Quién las vigila? ¿Qué resultados han presentado? En Colombia la mayor parte del presupuesto para atender el problema de drogas está en manos del Ministerio de Justicia, y no tanto en el Ministerio de Salud que es la entidad que rige la política en esta materia. Entonces, ¿cómo se pretende aplicar un enfoque de salud pública si la inversión se hace en la criminalización?”.

Cifras

· El 20% de los estudiantes en edades entre 11 y 12 años han consumido alcohol alguna vez, en edades entre 13 y 15 años el porcentaje llega al 43,13% y en las edades entre 16 y 18 años el consumo es del 58,16%. En cuanto a las sustancias ilegales, la marihuana es la sustancia más consumida por la población escolar con una cifra del 7%, siendo el promedio de edad de inicio los 14 años. La cocaína ocupa el segundo lugar con un 2,8% y un promedio de edad de inicio de los 15,7 años. Por su parte, el 1,8% de los escolares ha probado los pegantes y solventes, y el 0,8% el éxtasis con una edad promedio de 15,4 años.

· Según estándares internacionales por cada dólar que se invierte para rehabilitar a una persona, el sistema de salud se ahorra cuatro y el sistema judicial, siete.

· Por cada 220 dólares que se invierte por estudiante en programas de prevención, se puede ahorrar 3.960 dólares en un futuro. Entonces, ¿por qué no se aplica un enfoque de salud pública como lo dice la Ley 1566 del 2012?

· De los 2.8 millones de niños que requieren atención integral, el Estado solo atiende a 1.3 millones de niños. Lo que quiere decir que 1.5 millones no la tienen.

· Quienes más consumen están entre edades de 18 a 24 años, seguido del grupo de 12 a 17 años. En ese sentido, la política de policía es para enfermos y adolescentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *